Caso Irma

Caso hipnosis CESPHA

VIDA ENTRE VIDA 

 Dentro de los quirófanos de diversos hospitales y clínicas privadas, los médicos ya se ponen de acuerdo en estudiar ciertos fenómenos que trascienden cada uno de sus correspondientes cargos. A partir de miles de casos en donde el monitor del electrocardiograma demuestra una línea horizontal de signos vitales, sin manifestar onda alguna, los pacientes, tras ser reanimados de un profundo coma por los doctores, les comentan a estos últimos haber observado su respectivo cuerpo recostado en la camilla desde el techo del quirófano, y en otros ocasiones, a un costado del mismo; a la vez, que veían a los médicos entrando y saliendo de la habitación, pudiendo reconocer a cada uno de ellos.    

   Tuve en una de mis primeras sesiones como hipnoterapeuta a una mujer llamada Irma de 48 años de edad que consulto por ataques de pánico y un fuerte dolor en su pierna izquierda. Me comento en la entrevista inicial que sufrió un accidente automovilístico a los 19 años, en el cual falleció una persona, pero no recordaba lo sucedido ya que había perdido la consciencia. A continuación represento tal caso:

Caso Irma

Lazovic: Cuento hasta 3 y regresas al momento del accidente. 1…2…3 ¿Dónde estás? ¿Cuántos años tienes?   
Paciente: Tengo 19 años. Estoy con mi amigo en el auto. Mientras el maneja yo le hablo.
L: Bien. ¿Hay muchos autos en la carretera? ¿Está lloviendo?
P: No, hay tráfico normal. Pero hace calor, no está lloviendo.
-Al observarla, comienzo a notar una leve aceleración en su respiración y sudoración en las manos por lo que atino a preguntarle:
L: ¿Qué sucede?
P: Escucho una frenada muy cerca (voltea la cabeza hacia su costado derecho)… No recuerdo más nada.
L: Cuento hasta 3 y cuando apoye mi mano en tu frente recordaras todo lo sucedido, tu mente se expande y recordaras hasta los más mínimos detalles. 1…2…3 ¿Dónde estás? ¿Qué es lo que ves?
P: Es un auto de color amarillo. La frenada es de ese auto (la taquicardia y sudoración ya es total). Nos choca y comenzamos a dar vueltas…estamos en la mano contraria. Escucho otro fuerte golpe; mi pierna se atasca y…
L: Tu pierna se atasca. Cuéntame que más sucede… 
P: Ya no siento nada. Veo todo desde arriba. Mi amigo esta tirado a varios metros del auto. El auto esta partido a la mitad.
L: ¿Puedes ver tu cuerpo?
P: Sí. Hay mucha gente alrededor. Vienen los bomberos a sacarme y escucho que se dicen entre ellos: ¡está muerta! Veo a un hombre fallecido. Me llevan al hospital, pero no logran reanimarme.
L: Bien, adelanta varias horas más, quiero saber que sucede.
P: Sigo viéndome desde arriba. Ahora está mi abuela llorando cerca de mi cuerpo, pero yo estoy acá flotando. Le quiero decir que no me fui.
Aparece el médico, mi mama y un sacerdote para darme la extremaunción. Me tapan con las sábanas blancas…
L: ¿Cómo te sientes ahí en el mundo espiritual? ¿Das alguna señal para que se den cuenta tus familiares de que estas flotando en la habitación?
P: Estoy muy tranquila, en paz. Todavía no hago nada, sólo observo a mis familiares, los noto muy tristes.
L: Observa hacia tus costados o hacia atrás y dime si podes ver a alguien más.
P: Si, atrás mío hay personas, pero no logro reconocerlas. No veo sus caras. Lo único que me interesa ahora es que mis familiares no lloren, ya que están muy tristes.
L: Cuento del 1 al 3 y vas al instante exacto que ingresas a tu cuerpo. 1…2…3
P: (Suspirando) Me duele todo el cuerpo. Quiero mover las piernas pero no las siento…

Hasta aquí uno de entre miles de casos idénticos, en el que, tras fallecer el cuerpo físico, el alma se disocia elevándose por encima de este último. Desde el mundo espiritual puede observar y oír las voces de sus familiares, que se aproximan.  

Se pudo tomar registros visuales y auditivos de la sesión.





Dr. Lazovic



*
Los resultados pueden variar de persona a persona.
No se utilizan medicamentos, sólo psicoterapia
Contraindicaciones: Embarazo, infarto de miocardio, epoc, enfisema pulmonar, esquizofrenia.

ir arriba