Irratibilidad

irritabilidad hipnosis
La irritabilidad muestra la tendencia de una persona a ponerse de mal humor con relativa facilidad. Una persona es irritable cuando tiene mal humor, es decir, cuando no sabe reírse de sí misma y se pone a la defensiva con mucha frecuencia. La irritabilidad puede ser una norma frecuente en el carácter de una persona. En ese caso, a través de este rasgo, conviene profundizar más allá para establecer cambios y tener una mejor calidad de vida ya que la irritabilidad constante es un síntoma de falta de felicidad.
En otros casos, la irritabilidad puede ser puntual vinculada con una causa en concreto. Por ejemplo, en el caso de haber pasado una mala noche y no haber descansado de forma correcta es posible sufrir irritabilidad a lo largo del día porque la jornada labora se hace mucho más dura cuando una persona no ha dormido bien.
La irritabilidad laboral también puede estar vinculada con un ambiente tóxico a nivel emocional en la oficina. Por ejemplo, cuando formas parte de un equipo en el que existen tensiones, envidias y rivalidades, entonces, el ambiente de negatividad puede terminar absorbiendo la buena energía individual de cada persona.
La irritabilidad también puede mostrar algún asunto emocional pendiente de resolver. Por ejemplo, cuando una persona se muestra muy irritable en una relación de pareja y discute con mucha facilidad, entonces, muestra que algo está fallando en esa unión. La irritabilidad muestra un malestar interno y todo malestar tiene una causa por lo que conviene centrar la atención en el motivo concreto para poder encontrar una solución.
Existen soluciones importantes para reducir los niveles de irritabilidad en el día a día. Por ejemplo, es aconsejable realizar deporte y ejercicio físico, cultivar las relaciones presenciales cara a cara, tener una alimentación sana y con unos horarios regulares, tener un espacio personal propio, cultivar las aficiones en el día a día, realizar ejercicios de relajación, acudir a clases de yoga, pensar en positivo, disfrutar del descanso durante el fin de semana…
La irritabilidad profunda y prolongada muestra un malestar que en ocasiones puede requerir de la ayuda profesional y terapéutica a nivel psicológico para poder recuperar el equilibrio interior. Existen personas que arrastran enfados internos por hechos que sucedieron hace años. Por ejemplo, no se perdonan a sí mismas por un error del ayer.
Ante una situación así es importante que te preguntes: ¿Por qué me siento así? ¿Qué puedo hacer para sentirte mejor?
En la regresión con Hipnosis Clínica pueden surgir recuerdos de sucesos de muy temprana edad. Si alguno de nuestros padres o hermanos nos dijeron algo inconciliable, lo guardamos por muchos años, y en cierta circunstancia se despierta de manera de irritabilidad.





*
Los resultados pueden variar de persona a persona.
No se utilizan medicamentos, sólo psicoterapia
Contraindicaciones: Embarazo, infarto de miocardio, epoc, enfisema pulmonar, esquizofrenia.

ir arriba